BASTA DE ENGAÑOS Y SOMETIMIENTOS AL PUEBLO VENEZOLANO!

 

BASTA DE ENGAÑOS Y SOMETIMIENTOS AL PUEBLO VENEZOLANO!

En el día de ayer una gran puesta en escena se llevó adelante, la teatralización de un proceso electoral en la hermana Venezuela, que puso en evidencia la falta de legitimidad del actual régimen y la gravedad de la crisis política, institucional, económica y social que atraviesa la nación bolivariana.

Un proceso totalmente viciado donde se reportó que alrededor de un 80% de los centros de votación tenían en sus alrededores desplegados “Puntos Rojos”, kioscos manejados por personal del gobierno chavista en donde se escaneaba el “Carnet de la Patria” como condición para que los electores reciban bonos, alimentos subsidiados y demás incentivos monetarios, llevando adelante las peores prácticas clientelares. Asimismo se verificó que se llegó al extremo de que algunos centros de votación condicionaban el acceso al mismo a la presentación del mencionado Carnet de la Patria.

A eso debemos agregarle la falta de representación generada por la poca participación popular: según la CNE participó el 46,1% de los ciudadanos inscriptos en el Registro Electoral Permanente (REP), la participación más baja en la historia del país, mientras que según datos otorgados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) la participación se ubicó mucho más abajo en torno al 17,3%, en cualquier caso números que hablan por sí solos y que no permiten que la presunta reelección de Maduro sea considerada una expresión de la voluntad de las mayorías populares.

Y también se suma a esta ecuación el hecho de que fue una “elección” en la que la mayoría opositora, nucleada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y en el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL), fue proscripta y la única “alternativa” frente a la reelección de Nicolás Maduro estaba representada por el ex chavista Henri Falcón, cuyas adhesiones (1.820.552 votantes) son equiparables al voto nulo, lo que nos presenta en un escenario de total falta de legitimidad del proceso y del gobierno resultante del mismo, lo que nos preocupa enormemente.

Frente a esta situación, como latinoamericanistas e internacionalistas que somos, no podemos permanecer ajenos, no podemos permitirnos ser indiferentes mientras se censura, se proscribe y se persigue a las fuerzas políticas opositoras, se lleva adelante infames fraudes contra la democracia y se somete al yugo de la pobreza y del hambre a todo un pueblo. Es por eso que hacemos un llamado a todos los actores políticos de nuestra Latinoamérica para que elevemos nuestra voz denunciando esta terrible situación, acompañemos al pueblo venezolano que sufre y trabajemos juntos en una salida pacífica, democrática y sin interferencias del imperialismo para que Venezuela pueda ponerse de pie y vuelva a caminar por la senda de la libertad, la democracia y el progreso!

También podría gustarte

Comentario cerrado Trackback abierto.