EL AGUA BAJÓ, LAS MARCAS QUEDARON!