Hoy más que nunca, los lápices siguen escribiendo!