VOS TAMBIÉN DECILE NO AL ACOSO CALLEJERO!

VOS TAMBIEN DECILE NO AL ACOSO CALLEJERO!

Desde la FRANJA MORADA Regional La Plata, como agrupación reformista, consideramos importante el debate sobre las distintas problemáticas que surgen en torno a la orientación y diversidad sexual, el rol de la mujer en la sociedad, la desigualdades existentes entre géneros, el aborto como un derecho, la implementación efectiva de la ley de educación sexual integral, la ley antidiscriminatoria, la regulación en torno al trabajo sexual, entre otras cuestiones de igual importancia. Es por ello que desde hace ya un tiempo trabajamos desde la Secretaria de Genero y Diversidad, generando así un espacio de lucha y discusión constante en torno a la matera, entendiendo que el movimiento estudiantil cumple un rol relevante en ello. Estamos convencidos que la EDUCACIÓN es la herramienta de transformación social por excelencia, por lo que insertar en toda la comunidad universitaria una perspectiva de genero real, seria un gran paso para lograr una igualdad real.

En esta oportunidad iniciamos una Campaña en contra de la Cultura del Abuso y la Violación, un problema que a diario nos toca y del cual muchas veces no tomamos dimensión.

En la búsqueda de la IGUALDAD, en el querer reducir la brecha de desigualdades en la adquisición y goce de ciertos derechos y libertades entre géneros, es que nos planteamos como resolver ciertos problemas latentes en la sociedad. Uno de ellos es la violencia, violencia no solo física sino también verbal, que a diario sufrimos las mujeres en mayor medida en la vía publica. Se habla de ACOSO CALLEJERO, violencia que intimida, genera miedo, que hace que tengamos que desviarnos del camino por temor a que nos griten, o nos persigan. Entendemos que el análisis de este tipo de actitudes sexistas, que afectan la dignidad, es un poco mas amplio y que forma parte de lo que se considera como la Cultura de la Violación, que estimula la agresión masculina y encuadra expresiones de violencia hacia las mujeres, e implica a su vez una será de valores, ideas, practicas, actitudes, comportamientos que la fomentan. Es ahí en donde como ciudadanos comprometidos debemos llamarnos a la reflexión de que tipo de valores debemos transmitir a las nuevas generaciones y que actitudes debemos cambiar. Es necesario a su vez tener presente que esta cultura de la violación, no solo abarca la agresión sexual, sino también la heterosexualidad como norma, como regla general, como lo común, la imposibilidad de aceptar la diversidad de genero; , la imposición de roles de genero que suelen in visibilizarse; la desigualdad en la educación sexual, donde la actividad sexual libre a ella la convierte en una puta, y a l en el mas macho; en los medios, y la publicidad que a menudo crea una concepción de inferioridad en la mujer y la cosifica de manera constante, reduciéndola a su apariencia física.

Todo ello genera que muchas personas entiendan a la victima de un acoso, agresión o incluso de violación, como en parte responsable. Entendiendo que su manera de vestir es provocativa, generando una revictimización de la victima, su silencio y sensación de culpa. Al ser el acoso un problema social, ignorarlo o minimizarlo lleva a un problema aun mayor que es necesario combatir y que es cobre el cual hoy llamamos a la REFLEXIÓN.

Para poder eliminar esta problemática que tiene como origen la violencia machista, necesitamos un estado presente, que implemente políticas públicas de PREVENCIÓN y EDUCACIÓN, pero principalmente el COMPROMISO de todos nosotros.

También podría gustarte

Comentario cerrado Trackback abierto.